xbox one logo

XBOX ONE

Marca: Xbox

Xbox One está considerada como la tercera videoconsola Xbox, una de las de octava generación, y fue lanzada por Microsoft en el año 2013. Tras esa primera versión, en 2016 y 2017 salieron dos revisiones de esta consola, la Xbox One S y la Xbox One X, con novedades y mejoras, además de ser consolas más potentes que la original. 

La Xbox One se presentó como la videoconsola de sobremesa sucesora de la Xbox 360, siendo coetánea y competencia de consolas como la PlayStation 4 de Sony, la Wii U y la Switch de Nintendo. 

Si te interesa saber más sobre esta videoconsola de Microsoft, en este artículo de Ovni Games te ofrecemos una serie de claves a tener en cuenta a la hora de comprar Xbox One. ¡Toma nota, compara y valora si ésta es la consola que necesitas!

Información y características de XBOX ONE

Como ya hemos señalado, la Xbox One salió al mercado como sucesora de la Xbox 360 y su historia comienza justo tras salir esta última al mercado y ser conscientes de la necesidad de optimizarla para ser más competitiva, además de ser restrictiva con el mercado de segunda mano, así como la posibilidad de compartir juegos. 

Otras de las críticas que recibió la Xbox One recayeron sobre la obligatoriedad de la Kinect para que la interfaz de la consola funcionase, además de no terminar de añadir un grabador de vídeo digital en sus revisiones. Por lo que respecta al Kinect, las revisiones posteriores sí que se habilitaron para que la consola pudiese funcionar sin necesidad de Kinect, comercializándose un pack que no incluía este dispositivo. 

Entre las características o especificaciones técnicas que se destacan en la Xbox One nos encontramos como esta consola consta de un procesador AMD de 8 núcleos Custom de 64 bits y una velocidad de unos 1.75 Ghz, 8 GB de memoria RAM DDR3 a los que hay que sumar 32MB de ESRAM, alcanzando una velocidad de hasta unos 204GB/s, 500 GB de disco duro y un lector Blu-ray 6x. Xbox One dispone de tres sistemas operativos, siendo uno de los principales el Xbox OS, otro basado en el kernel de Windows 10 y de Internet Explorer y un último sistema que sirve de comunicación entre ambos, contando también con un sistema de almacenamiento en la nube.

Tiene también soporte para 4K para vídeo, imagen y juego, recibiendo además señales televisivas vía cable coaxial de sistema de TV de pago por cable, pero no pudiendo realizar cambios de canal por el mando al no controlarse el descodificador. Asimismo, también puede recibir una segunda señal de vídeo de dispositivos como un PC, de otras consolas o un reproductor Blu-ray. Por lo que respecta a la imagen, esta videoconsola logra unos gráficos mucho más realistas al  disponer de una GPU integrada con tecnología de AMD, mucho más potente que la de la Xbox 360. Su API es una Direct X12, compatible con Direct X 11.2, y que consigue reducir los cálculos de la  GPU en un 20% de máximo y la CPU hasta un 35% como mínimo en alguno de los juegos.

Otro de sus atractivos es que desde la consola se puede acceder a la televisión en vivo, películas, música y una navegador web, siendo también posible controlarse la consola por comandos de vos, siendo el control por voz muy parecido al de Siri de Apple. 

La cámara Kinect está mejorada y alcanza una resolución de unos 1080p con un mayor nivel de precisión y reconocimiento, siendo capaz de capturar unas 30 imágenes al segundo. Los comandos de voz de los que hablábamos están potenciados para que el usuario puede efectuar un mayor número de tareas. Además, puede llegar a procesar hasta 2Gb de datos al segundo. Por último, el mando de esta consola mantiene el aspecto del mando de Xbox 360, siendo muy similar su reparto de botones y joysticks.

Las únicas novedades son que los gatillos presentan un sistema de vibración independiente, sin estar tan centrado y añadiendo nuevos botones como el de View o el de Menú. Las versiones más actuales incluyen conectividad Bluetooth 4.0.Si deseas comprar una Xbox One, en la actualidad te encontrarás en el mercado con dos interesantes revisiones de la videoconsola: la Xbox One S y la Xbox One X. La primera de ella se presentó en junio de 2016 y tuvo como principal novedad ser una carcasa de tamaño más pequeño, de color blanco, sin el transformador gigante de otras versiones, controlar de sincronización en la parte delantera de la consola, sin el puerto propio para el sensor Kinect, un adaptador USB, disco duro de 2 terabytes y compatible con la transmisión de vídeo 4K y Blu-ray Disc, entre otras mejoras.Por lo que respecta a la segunda revisión, la Xbox One X, lanzada la mercado en noviembre de 2017, es una consola pensada para los juegos 4K y la realidad virtual, siendo compatibles con ella todos los juegos y accesorios de la Xbox One, aunque mejorándose la resolución y el rendimiento. Esta consola es además mucho más potente que las primeras versiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *